Área de Educación

Área de Educación

Presentación

El capital humano es un concepto amplio y multidimensional que recoge muchas formas distintas de inversión en seres humanos. La salud y la nutrición son ciertamente aspectos importantes de esta inversión pues deficiencias en estos aspectos pueden limitar severamente la capacidad de la población de participar en actividades productivas. Pero un aspecto clave del capital humano en el que deseamos concentrarnos tiene que ver con los conocimientos y competencias de la fuerza laboral que se adquieren en casa, en el puesto de trabajo o como resultado de procesos formales o informales de formación y que resultan de utilidad en la producción de bienes, servicios o conocimientos.

Existe una amplia literatura que explora las implicaciones económicas de la inversión educativa tanto a nivel micro como macroeconómico. Aunque con matices y lagunas, los estudios disponibles sugieren que el nivel de conocimientos y destrezas es uno de los principales determinantes de los salarios, las tasas de actividad y las probabilidades de empleo a nivel individual y del nivel de productividad y de su tasa de crecimiento a nivel agregado. Por lo tanto, la inversión en recursos humanos es a la vez un factor esencial de crecimiento y un instrumento central de la política de cohesión social. El capital humano se considera un input crucial para el desarrollo de nuevas tecnologías y un factor necesario para su adopción y uso eficiente, pero también un prerrequisito para la empleabilidad y un instrumento clave en la lucha contra la exclusión social y la discriminación de género. Como resultado, las políticas educativas y otras actuaciones públicas que influyen sobre el nivel y distribución de conocimientos de la población están potencialmente entre las herramientas más efectivas con las que cuentan los gobiernos para promover el progreso económico y una distribución equitativa de la renta. Además, la educación tiene una enorme importancia para la formación de ciudadanos responsables, informados y participativos en la vida política y social. Una ciudadanía culta es, por tanto, un prerrequisito para que las instituciones funcionen de manera efectiva, lo cual a su vez es importante para que la economía se desarrolle adecuadamente.

En esta sección de nuestra web se recogen las contribuciones más recientes de los investigadores de FEDEA en materia de economía de la educación. Además de trabajos de investigación sobre distintos aspectos del tema, en ella se recogen una serie de boletines divulgativos fruto de la colaboración de FEDEA con el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE) así como dos bases de datos que ofrecen información sobre el nivel educativo de la población de España y sus regiones y de los países de la OCDE. En los próximos meses se añadirá también una batería de indicadores anuales de desempeño para los sistemas educativos de las distintas comunidades autónomas.