Infraestructuras

Un análisis del sector de los autobuses urbanos en España: regulación, eficiencia y bienestar social

Gustavo Nombela

El transporte urbano de viajeros constituye uno de los ámbitos más importantes desde el punto de vista de la movilidad diaria de personas: en el año 2014 se realizaron en España un total de 1.631 millones de viajes en autobús en entornos urbanos y metropolitanos (MFOM, 2014), de los cuales aproximadamente la mitad corresponden a las cinco ciudades con mayor población: Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Zaragoza.

La evolución de este sector de transporte a lo largo de los últimos años muestra los efectos que la crisis económica global ha tenido sobre la movilidad de las personas en las ciudades: el número de desplazamientos ha descendido aproximadamente un 12% respecto al año 2007, siendo este descenso más acusado en las principales áreas metropolitanas que en el resto de ciudades españolas.

A pesar de este descenso en la demanda de transporte por autobús, que cabe atribuir al ciclo macroeconómico recesivo y que también se detecta en el uso del metro, puede esperarse que la recuperación de la economía volverá a hacer crecer las tasas de utilización del transporte público urbano a ritmos elevados durante la próxima década. En ese mismo periodo de tiempo, el uso del automóvil privado para realizar desplazamientos urbanos va a verse sometido cada vez más a restricciones motivadas por los problemas de congestión y la elevación de las emisiones contaminantes que provocan un deterioro de la salud de los habitantes.

Los periodos punta de contaminación que han empezado a sufrir las grandes ciudades en España (principalmente por emisiones de dióxido de nitrógeno y micropartículas), han llevado a las administraciones locales de Madrid y Barcelona a introducir restricciones puntuales a la velocidad de circulación de los vehículos en los recorridos urbanos, y posiblemente a corto plazo observaremos una extensión de estas medidas a otras grandes ciudades, así como la aplicación de mecanismos más estrictos de control del tráfico (prohibiciones de aparcamiento, circulación limitada o restringida por zonas, uso de peajes, etc.)

Ante esta situación, es predecible a lo largo de los próximos años un incremento en la utilización de las redes de transporte público: autobuses urbanos y metropolitanos, metro y ferrocarril de cercanías, junto a la creciente demanda de infraestructuras adecuadas para la utilización de la bicicleta como un modo de transporte generalizado para los desplazamientos habituales por motivos no vinculados a actividades meramente deportivas o de ocio.

En este contexto, resulta de interés tanto desde un punto de vista puramente académico como para el diseño de políticas de transporte, disponer de información de los resultados actuales que están obteniendo el conjunto de empresas públicas y privadas que se encargan de la provisión de los servicios de transporte urbanos de autobús.

A pesar de su enorme relevancia cuantitativa para la movilidad en las ciudades, y del elevado volumen de recursos públicos que absorben las subvenciones públicas destinadas a reducir los precios y promover la utilización de los autobuses urbanos, existe una literatura muy escasa en España que haya centrado su objeto de análisis en el subsector de los autobuses urbanos (De Rus, 1991; De Rus y Nombela, 1997; Zamorano et al, 2004; Suárez Falcón et al, 2007; Martín Urbano et al, 2012).

La propuesta de estudio que planteamos en esta memoria pretende realizar una panorámica de la situación actual del sector que contribuya a un mayor conocimiento de su realidad actual, así como aportar un análisis económico de su actividad y resultados.

Objetivos

El estudio sobre el sector del transporte urbano en España abarcaría las siguientes dimensiones:

  1. Regulación del sector: para aquellas ciudades en las que la provisión de los servicios se realiza a través de concesiones con empresas privadas, se estudiará el marco regulatorio actual: criterios de selección de empresas, periodos concesionales, variables utilizadas en los concursos, subvenciones previstas, etc.
  2. Tarifas: análisis comparado de la tarifa básica por viajero-km en distintas ciudades, existencia de abonos y descuentos para determinados grupos sociales
  3. Integración tarifaria con otros modos de transporte: en el caso de ciudades de gran tamaño para las cuales existen redes de metro y ferrocarril de cercanías, se analizará la existencia de billetes combinados y abonos que permiten la integración tarifaria.
  4. Indicadores económicos de uso de factores productivos y costes: a partir de la información pública y de la proporcionada directamente por las empresas, se construirá una batería de indicadores sobre la utilización de factores (vehículos, personal, energía), y la estructura de costes de las empresas (coste total y desglose por factores, evaluado por viajero-km y bus-km).
  5. Análisis comparado de resultados y eficiencia relativa: si la disponibilidad de datos lo permite, se realizará un análisis de envolvente de datos (DEA) y/o la estimación econométrica de una frontera de eficiencia para realizar una comparación entre distintos grupos de empresas de acuerdo con diferentes criterios: tipo de propiedad (empresas públicas y privadas), tamaño de la empresa, y tipo de rutas y grado de integración en las redes de transporte (urbanas, metropolitanas).

Memoria del Proyecto

Para saber más puede descargar la memoria completa del proyecto “Un análisis del sector de los autobuses urbanos en España: regulación, eficiencia y bienestar social”:

Descargar Memoria

Investigación

Transporte Aéreo

Transporte Aéreo

Infraestructuras Viarias

Infraestructuras Viarias

Evaluación económica

Evaluación económica

Transporte Ferroviario

Transporte Ferroviario

Infraestructuras portuarias

Infraestructuras portuarias

Transporte Urbano de Viajeros

Transporte Urbano de Viajeros

Área de Infraestructuras y Transportes

Las opiniones recogidas en estos documentos son las de sus autores y no coinciden necesariamente con las de FEDEA.