Empleo

En el primer trimestre de 2019 el número de personas ocupadas se sitúa en 19.471.100, 93.400 menos que el último trimestre de 2018. Sin embargo, la variación desestacionalizada nos da un aumento en el número de personas ocupadas de 596.900 en el último año. Este nivel de empleo deja una tasa de ocupación del 49,8%, el mismo nivel que hace exactamente 10 años, a falta de 800.000 puestos de trabajo para alcanzar los niveles previos a la crisis.

El número de personas desempleadas es 3.354.200, 441.900 personas menos que hace 12 meses. La tasa de paro del primer trimestre de 2019 se sitúa en el 14,7%, 2 puntos inferior a la encontrada hace doce meses.

Sitio del Observatorio Análisis EPA 2019T1

Distribución laboral

Niveles de ocupación muy similares a los encontrados en 2009.

A su vez, se alcanza un máximo en los niveles de inactividad: el 41,7% de la población mayor de 16 años es inactiva.

Tasas de paro

Se encuentran notables diferencias entre la tasa de paro de mujeres y hombres en Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha y Murcia. Extremadura tiene un problema de desempleo femenino, donde la tasa de paro de las mujeres (30,1%) prácticamente dobla a la de los hombres (16,5%). Además, en ninguna Comunidad Autónoma se encuentra un nivel de desempleo femenino inferior al masculino.

Las tasas de paro son marcadamente diferentes por nivel educativo: a nivel nacional aquellas personas que tienen estudios superiores se enfrentan a una tasa de paro del 8,8%, las que tienen estudios secundarios del 17,7% y quienes tienen estudios primarios del 27,1%.

Personas ocupadas

Actualmente no hay ninguna región con tantas mujeres ocupadas como hombres. Sin embargo, la incidencia de mujeres en el mercado laboral es notablemente mayor que la encontrada antes de la crisis.

La temporalidad en España no aumenta pese a la recuperación de empleo. Esto son muy buenas noticias, ya que, mientras el nivel de empleo sigue creciendo año a año, la proporción de personas en contratos temporales se mantiene estable, síntoma de estabilidad del empleo creado. En este trimestre, la temporalidad es del 25,9% ligeramente inferior que hace un año y similar a 2017.

Personas desempleadas

Pese al envejecimiento de la población desempleada a lo largo de la crisis, se observa que en los últimos años las personas jóvenes están empezando a ganar peso. Destaca el repunte de éstas en Cataluña, Castilla- La Mancha, Madrid, País Vasco y La Rioja.

Por último, la duración del desempleo sigue cayendo desde el 2014. En este trimestre el paro de larga duración afecta al 50% de personas desempleadas. Hace un año esta cifra era 4 puntos superior y en 2014 llegó a alcanzar al 64,2% de las personas desempleadas.

Destacados regionales

Extremadura es la Comunidad Autónoma con mayor desempleo juvenil, la tasa de paro para los menores de 25 años es del 47%.

País Vasco tiene a las personas ocupadas con mayores niveles de formación: el 57% de ellas tienen estudios superiores. En la misma línea, Asturias es la región con menos personas trabajadoras únicamente con estudios primarios: menos del 2%.

Castilla y León tiene a la población ocupadas más envejecida; más de la mitad de sus personas trabajadoras tiene más de 45 años.

El peso de las mujeres entre las personas desempleadas en Extremadura ha crecido notablemente en el último año: en 2018 el 53,5% de las personas desempleadas eran mujeres, ahora lo son el 59,2%, lo que supone un ascenso de casi 6 puntos.

Cataluña es la región con las personas desempleadas más jóvenes: los menores de 25 suponen el 20,5% de las personas desempleadas, 3 puntos más que hace un año.

Buscar

Categorías