Economía de la Empresa y del Derecho y Organización Industrial

El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia: un resumen anotado

A principios del pasado mes de mayo, el Gobierno español hizo públicos los detalles del llamado Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (de aquí en adelante, el Plan) que acababa de enviar a la Comisión Europea para su análisis y posible aprobación. La documentación sobre el Plan que está disponible en la página web de Moncloa[1], incluyendo el documento principal, sus anexos y fichas detalladas para cada uno de sus 30 “componentes”, ocupa unos 3.000 folios de difícil digestión para el lector medio, tanto por su extensión como por el lenguaje en el que están escritos.

Buscando hacer más accesible este material a un público general, la comisión del Grupo de Trabajo Mixto Covid-19 (GTMC)[2] dedicada al seguimiento del Plan ha elaborado el documento que hoy publica Fedea. En él se ofrece un desglose detallado del gasto previsto en el Plan y una serie de treinta fichas breves que describen los citados componentes en un lenguaje que busca ser accesible para el no especialista. Cada ficha tiene dos partes. La primera contiene un breve resumen de las principales inversiones y reformas normativas que se proponen dentro de cada componente. La segunda recoge comentarios valorativos, dudas y otras observaciones, también de forma muy sintética. Estas observaciones reflejan la primera reacción de los integrantes del GTMC que han analizado cada uno de los componentes del Plan y, en consecuencia, pueden contener opiniones dispares. Nuestra esperanza es que, junto con el componente descriptivo de las fichas, estos comentarios ayuden a estimular una discusión informada sobre un documento de indudable importancia para el futuro económico de nuestro país.

Al presente documento le seguirá en unas semanas un segundo informe del GTMC en el que se presentará una valoración general del Plan y algunas sugerencias sobre su diseño y puesta en práctica

Documento completo:

de la Fuente, A., M. Fernández, D. Rodríguez y otros (2021). “El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia:un resumen anotado.” Informes y papeles del Grupo de Trabajo Mixto Covid-19. FEDEA, Estudios sobre Economía Española no. 2021-22. Madrid.


[1] Véase https://www.lamoncloa.gob.es/presidente/actividades/Paginas/2020/espana-puede.aspx.

[2] El GTMC es un grupo de más de 130 profesionales de sectores muy diversos creado para reflexionar conjuntamente sobre la mejor forma de hacer frente a las consecuencias económicas y sociales de la crisis del Covid. Desde el pasado mes de junio, el Grupo de Trabajo ha ido publicando una serie de informes que pueden encontrarse aquí: https://www.fedea.net/tag/gtmc/

La Innovación y la I+D españolas en 2019 y su comparación internacional.

Fedea publica hoy su habitual informe sobre la situación de la innovación y la I+D en España, elaborado por Juan Mulet y referido al año 2019, cuyos datos se han publicado recientemente. Estos datos todavía no reflejan las consecuencias de la Covid 19  que, según los expertos, serán importantes en todo el mundo y también en España. Se aventura que algunas serán positivas y muchas otras negativas. En nuestro país la más positiva es que se detecta en la sociedad una mejor comprensión de lo que la Ciencia y la Tecnología aportan al bienestar social y económico. Si bien una parte importante de la sociedad española era ya consciente de la desindustrialización y de la escasa atención a la generación de Ciencia y Tecnología, ha sido la pandemia la que ha evidenciado claramente estas dos debilidades nacionales. Sería deseable que tanto las Administraciones como las empresas se hicieran eco de esta mayor sensibilidad social. Por otra parte, se admite que compartiremos las consecuencias negativas con todo el mundo, porque las caídas del PIB van siempre asociadas a menores inversiones, menos colaboración entre empresas o más dificultades para atraer talento. 

Los datos de 2019 confirman la lenta senda de recuperación de los indicadores de I+D e Innovación, que se había iniciado en 2015 y que empezó a recuperar los valores anteriores a la crisis económica en 2018, diez años después de su comienzo. Respecto a los datos de 2018, los nuevos muestran un crecimiento del gasto en I+D del 4,2%, casi dos puntos menos que en los dos años anteriores. El 1,25% del PIB que suponen los 15.572M€ de gasto en I+D en 2019, está todavía muy lejos del 2,2% de la media europea, y su distribución, casi a partes iguales entre el sector público y el privado, continúa siendo anormal entre los países europeos y más cuando se compara con Japón o Corea del Sur, donde el sector privado ejecuta al menos dos tercios del total del gasto del país. 

La I+D empresarial española resiste muy mal las comparaciones internacionales. Los 8.741M€ que gastaron las empresas en I+D supone solamente el 0,7% del PIB, mientras que en Alemania este porcentaje es el 2,15% y en Francia el 1,44%. Las empresas españolas que ejecutaron I+D en el año 2019 fueron en total 11.096, de las cuales 10.006 ocupaban a menos de 250 empleados (pymes) y 1.090 eran grandes. Pero de estas empresas solo 8.477 declaraban realizar I+D de forma continua y se distribuían en 3.920 para el sector industrial y 4.557 para el sector de servicios.  

El reparto de la I+D española entre sus Comunidades Autónomas es muy poco homogénea. Madrid, Cataluña, Andalucía y el País Vasco absorben el 60% del gasto interno total español en I+D, porcentaje que no difiere del reparto de la población española ni del PIB nacional. También hay una gran disparidad del gasto ejecutado por los diferentes sectores empresariales.

Los datos de Innovación de los dos últimos años seguramente reflejan mejor la realidad española que los de los años anteriores, pero esto se debe a que la metodología de la Encuesta ha cambiado y ha conseguido que sus cuestionarios estén más cerca del discurso empresarial y sean más fácilmente cumplimentados.  Así, sin que ocurriera cambio significativo alguno en la economía española, el gasto en Innovación capturado para 2018 fue un 27% superior al de 2017, y en parecida proporción creció el número de empresas que se declaraban innovadoras. Para 2019, el gasto fue de 19.390M€, un 3,75% mayor que el de 2018, lo que es más acorde con la realidad. Las empresas innovadoras en este año fueron 26.724, de las que 24.969 eran pymes. 

El informe de este año también resume la opinión que sobre la innovación española reflejan tres documentos internacionales: el  The Global Competitiveness Report (GCR), del World Economic Forum, el Global Innovation Index (GII)  de INSEAD, Cornell y WIPO y el  European Innovation Scoreboard (EIS) de la Comisión Europea. La pandemia ha hecho que sus ediciones de este año presten menos atención de la habitual a los datos y que se centren en manifestar su impresión sobre los efectos de la Covid 19 en la innovación mundial que, evidentemente, todavía no puede reflejar la información empírica disponible. El GRC no incluye sus habituales Índices, y los EIS y GII calculan para España valores no diferentes de los del año pasado. Los tres documentos resaltan la importancia que la ciencia y la tecnología tendrán en la recuperación post-pandémica y tiene opiniones sensiblemente diferentes sobre lo que ocurrirá en el futuro. EIS es más optimista y confía en que la Unión Europea siga mejorando su implicación en la Innovación. El GII se preocupa por las consecuencias que pueda tener la Covid 19 en la I+D y la Innovación en los países emergentes, pero no descarta que las recientes experiencias de colaboración internacional y de reducción de burocracia impulsadas por la urgencia de la crisis sanitaria pueda tener efectos beneficiosos duraderos. Más pesimista es el documento GCR, que considera que debe aprovecharse la post-pandemia para restructurar la economía mundial. Calcula, con un novedoso método la capacidad de 37 países para asumir esta transformación y su disponibilidad a hacerlo. A España le otorga 40,4 puntos sobre cien cuando analiza su capacidad en materia de innovación y 56,5 puntos para su disponibilidad total. El significado de estos indicadores toma sentido sabiendo que el primero toma el valor 49,2 para Alemania y 50,8 para Francia. La disponibilidad alcanza 62,9 puntos para Alemania y 62,7 para Francia. 

Documento completo

Mulet Meliá, J. (2021). “La Innovación y la I+D españolas en 2019 y su comparación internacional. Una visión basado en las estadísticas del INE para 2019 y en Informes internacionales” FEDEA Estudios sobre la Economía Española no, 2021-15, Madrid.

Décimo boletín de seguimiento de los aspectos económicos de la crisis del Covid

Fedea analiza y valora el decreto de ayudas a empresas y el proyecto del Plan de recuperación, transformación y resiliencia.

Fedea publica hoy un nuevo boletín de seguimiento de la crisis del Covid. En él se incluyen las secciones ya habituales y una tribuna invitada firmada por Mireia Jofre-Bonet (OHE y University of London) que analiza las lecciones que podemos extraer del proceso de vacunación contra el COVID-19.

Seguir leyendo

¿Cómo ayudar a las empresas en la crisis del Covid?

La prolongación de la crisis sanitaria está generando crecientes dificultades financieras a muchas empresas, cuya gravedad puede exigir su reestructuración e incluso amenazar su continuidad, con el riesgo de que una espiral creciente de cierres origine un efecto “dominó” sobre proveedores, clientes y acreedores. Existen razones tanto de justicia como de eficiencia que pueden hacer aconsejable la intervención pública para hacer frente a esta situación. Dada la desigual distribución de los costes de la pandemia, puede ser deseable que el Estado asuma en primera instancia al menos una parte de ellos para trasladarlos más tarde al conjunto de la sociedad, actuando así como asegurador social de último recurso frente a un shock exógeno. Por otra parte, el cierre de un número elevado de empresas viables generaría costes importantes: aunque sus activos, incluyendo el capital humano, terminen finalmente en otras manos que reemprendan la actividad más adelante o inicien otra distinta, esto llevará su tiempo, con la consiguiente pérdida de empleo y producción, y parte de su capital intangible se perdería por el camino. 

Seguir leyendo

Solvencia empresarial y derecho concursal: algunas reflexiones a la luz del Covid

Fedea publica hoy un documento en el que se reúnen algunas aportaciones a la reflexión en curso dentro de la comisión de solvencia empresarial y derecho concursal del Grupo de Trabajo Mixto Covid-19 (GTMC) sobre posibles formas de mitigar el impacto de la pandemia sobre el tejido empresarial español.

Seguir leyendo

Video: La seguridad jurídica en España

En este webinar se discutió la situación de la seguridad jurídica en España desde distintas ramas de la doctrina y la práctica del derecho, tomando como referencia un documento de trabajo elaborado para FEDEA por el profesor Benito Arruñada, de la Universidad Pompeu Fabra.

Programa

Presentación y discusión

17:30 Presentación por el autor, Benito Arruñada, Universidad Pompeu Fabra
17:50 Discusión del informe, Cándido Paz-Ares, Universidad Autónoma de Madrid

Mesa redonda

La seguridad jurídica desde la práctica del Derecho

18:00 Derecho Civil, Ignacio Gomá Lanzón, Notario de Madrid
18:10 Derecho Procesal, litigación y arbitraje, Jesús Remón Peñalver, Uría Menéndez
18:20 Derecho administrativo, Gabriel Doménech, Universidad de Valencia
18:30 Derecho laboral, Román Gil Alburquerque, Sagardoy Abogados

La seguridad jurídica desde la empresa

18:40 Isabel Dutilh, Argali Abogados, Vicepresidente del Círculo de Empresarios
18:50 Francisco Cabrillo, Universidad Complutense de Madrid

19:00 Comentarios de cierre

La seguridad Jurídica en España

Fedea publica hoy un trabajo de Benito Arruñada (Universidad Pompeu Fabra) en el que se discute la importancia de la seguridad jurídica para el buen desempeño económico y se analiza la situación española en este ámbito.

Las instituciones legales y judiciales juegan un papel esencial en el funcionamiento de una economía de mercado porque canalizan las energías de los agentes económicos hacia actividades productivas, alejándolos de las extractivas: los orientan a crear valor en vez de a apropiarse de recursos ajenos. Para logarlo, las instituciones deben proteger los derechos de propiedad y facilitar las transacciones económicas. Una herramienta esencial en este ámbito son los contratos privados. Es clave que el sistema legal reduzca al mínimo sus costes de negociación, establezca mecanismos efectivos para resolver conflictos y asegure que los contratantes cumplen sus obligaciones. Tanto la legislación y la jurisprudencia, por un lado, como los tribunales de justicia, por otro, lo consiguen cuando contribuyen a “completar” los contratos privados ante circunstancias no previstas expresamente en ellos, así como cuando aseguran su cumplimiento. Sin embargo, como toda criatura humana, tanto la legislación como la Justicia suelen incurrir en fallos que no solo dañan a los contratantes actuales sino que perjudican la contratación futura. Cuando estos fallos son graves, perjudican de forma notable la evolución de la economía y el bienestar general de la sociedad.

Partiendo de esta base y con el auxilio de casos reales, el trabajo propone una discusión de la situación española en este campo. La conclusión preliminar es preocupante, pues el autor argumenta que en los últimos tiempos se observa en España una progresiva erosión de la seguridad jurídica, asociada a los siguientes fenómenos: 

1. Los derechos de propiedad sufren una desprotección creciente, derivada de cambios legales y sentencias que exceden los criterios de razonabilidad de la Unión Europea y los acuerdos sobre inversiones transnacionales, o que subvierten la propiedad privada para suplir sin coste para el erario las carencias de las políticas públicas (como sucede, por ejemplo, con los desahucios). 

2. La contratación privada padece dificultades para dotarse de mecanismos de autorregulación y arbitraje en la medida en que la Justicia tiende a excederse en el ejercicio de sus funciones jurisdiccionales. Al entrar a valorar todo tipo de asuntos, la Justicia no sólo dificulta la ordenación privada de las relaciones económicas sino que perjudica su propio funcionamiento, pues acaba asumiendo funciones para las que no goza de ventaja comparativa (una situación frecuente en materia de consumo). 

3. La legislación sufre simultáneamente: (a) un exceso de reglas “imperativas” (de obligado cumplimiento), muchas de las cuales son innecesarias porque no responden a fallos genuinos de la contratación libre; (b) un déficit de reglas “dispositivas” (de libre incorporación a los contratos), que ayudarían a reducir los costes contractuales, pues proporcionan soluciones estandarizadas y razonables para las situaciones más comunes; y (c) una decreciente calidad técnica de las leyes, que tienden, además, a multiplicarse sin necesidad y a cambiar con suma rapidez y de manera inesperada. 

4. En el funcionamiento de los tribunales de justicia se suele criticar su lentitud pero su fallo más grave parece residir en la baja calidad e imprevisibilidad de muchas sentencias. Motivadas por un deseo de proteger a la parte “débil” de contratos existentes, redistribuyendo recursos su favor, algunas de estas sentencias ponen en peligro la posibilidad de que se suscriban contratos similares en el futuro, al endurecer las condiciones a las que se enfrentarán individuos con características similares a aquellos a los que pretenden proteger. 

Documento completo

Arruñada, B. (2020). “La seguridad jurídica en España.” FEDEA, Estudios sobre la economía española no. 2020-26, Madrid.    

Informe de la Comisión Sectorial Segunda del Grupo Mixto de Trabajo Covid-19: Turismo, comercio y economía circular

El GTMC publica hoy el segundo de sus informes sectoriales, centrado en el turismo y comercio. En él se destaca el elevado peso del turismo y el comercio en la economía española y el fuerte impacto negativo que sobre estos sectores está teniendo la crisis sanitaria. Seguidamente, se proponen diversas medidas destinadas a favorecer su recuperación

Descargar documento

Seguir leyendo

Informe de la Comisión de Ayudas a Empresas del GMTC: Por la Recuperación Financiera de las Empresas tras el COVID-19

El tercer informe del GTMC analiza la política de apoyo a las empresas durante la crisis actual y avanza algunas propuestas para extender estas medidas pensando también en el medio y largo plazo. Entre las recomendaciones destacan las de ampliar el actual programa de avales públicos y buscar fórmulas que eviten la liquidación de empresas económicamente viables.

Descargar documento

Seguir leyendo

Informe 2020 del Observatorio de Innovación Fedea

Observatorio de Investigación y Desarrollo

Fedea publica hoy el Informe 2020 de su Observatorio de Innovación, elaborado por Joan Mulet. El informe a analiza las estadísticas de I+D e innovación del año 2018, publicadas recientemente por el INE.

La principal conclusión del informe es que la I+D y la Innovación españolas están consolidando un crecimiento que se inició en 2015 y parece haber vuelto a una senda de convergencia, aunque lenta, con los países europeos. El gasto total en I+D fue en 2018 de 14.946 millones de euros, un 6,3%  mayor que en 2017, lo que representa un 1,24% del PIB español. También creció el gasto empresarial en I+D hasta llegar a los  8.484 M€, con un incremento del 9,3% respecto al año anterior. La citada recuperación de los gastos es relativamente más importante en la partida de capital que en los gastos corrientes, tanto en el total como en el gasto empresarial. Por otra parte, el gasto empresarial supone sólo el 56,8 % del total y el 0,71% del PIB, lo que supone una  de las grandes debilidades del sistema español de I+D, ya que en los países más avanzados las empresas son el origen del 75% del gasto total.

En la encuesta de innovación de 2018 se ha utilizado por primera la metodología del Manual de Oslo de 2018, lo que ha supuesto una ruptura de la serie, que no permite una comparación directa con los datos de años anteriores. El gasto de 2018 fue de 18.689M€, un 26,1% superior al de 2017, que fue medido con la antigua metodología.

En el último año con datos oficiales, las empresas investigadoras de todos los tamaños aumentaron, llegando a ser 10.843, lo que supone todavía un 28% menos que en 2008. Pero la evolución durante esta última década ha sido muy diferente según el tamaño de las empresas. Las que más han sufrido han sido las de 10 a 49 empleados, que eran en 2018 un 46% menos que en 2008. Las de 50 a 249 empleados solo han disminuido en un 14% y las grandes en un 7,5%. Las microempresas totalizan prácticamente el mismo número, unas 2.500, pero es muy probable que durante la crisis haya habido muchas muertes y nacimientos.

Según la última Encuesta del INE, eran 31.505 las empresas innovadoras, de las cuales 11.523 tenían los dos tipos de innovación: de producto y de procesos de negocio, según la terminología de la última edición del Manual de Oslo. De ellas, 3.854 solo innovaban en producto y 16.128 solo en procesos de negocio. Según estos datos, las empresas con innovaciones tecnológicas serían 15.377 y las que solo desarrollaban innovaciones no tecnológicas 16.128.

En España, unas 370.000 personas desarrollan actividades de I+D. El 40% de ellas trabajan en la Universidad, lo que supone el 70% del personal que presta sus servicios en el sistema público. La Universidad es, con gran diferencia, el mayor agente  de la I+D española. El comentado reparto del gasto total español en I+D entre el sector público y el privado justifica que solo el 30% de los 235.000 investigadores trabajen en el sector privado.

Aunque las actividades investigadoras e innovadoras están repartidas por todo el territorio español, cinco Comunidades Autónomas (Madrid, Cataluña, Andalucía, País Vasco y Valencia) concentran el 77% del gasto total. El crecimiento de este gasto respecto al de 2017 fue dispar entre las CC AA. Baleares y Castilla y León crecieron más del 10%, mientras que Castilla-La Mancha y La Rioja experimentaron disminuciones del orden del 5%. El número de empresas innovadoras también se distribuye entre CC. AA. de una forma muy desigual. Navarra y País Vasco superan las 800 por millón de personas, mientras Canarias, Andalucía y Extremadura tienen menos de 350.  

El informe concluye con un breve repaso de las principales conclusiones de tres informes internacionales de referencia sobre innovación: el Global Competitiveness Report (GCR), del World Economic Forum, el Global Innovation Index (GII) de INSEAD, Cornell y WIPO y el European Innovation Scoreboard (EIS) de la Comisión Europea. Los tres informes constatan el mantenimiento de una brecha importante en relación con otros países de referencia.

Informe completo

Mulet, J. (2020). “La innovación y la I+D españolas en 2018 y su comparación intentacional.” FEDEA, Estudios sobre Economía Española no. 2020-05, Madrid.

Más información

Leticia Moreno
91 435 90 20
lmoreno@fedea.es

Economía de la Empresa y Organización Industrial

Estos trabajos han sido patrocinados parcialmente por la Cátedra de Investigación “Cátedra Popular Empresas”

Banco Popular

Las opiniones recogidas en estos documentos son las de sus autores y no coinciden necesariamente con las de FEDEA.