NSAW

Dos nuevos informes de Fedea para la iniciativa New Skill at Work de JPMorgan Chase

  • El desempleo de larga duración es un riesgo para la cohesión social y dificulta la plena recuperación de la economía española, según la investigación de Fedea para el programa ‘New skills at Work’ de JP Morgan.
  • La investigación de Fedea destaca el fuerte deterioro de las perspectivas de empleo de los parados de larga duración y la necesidad de muevas reformas para garantizar una recuperación inclusiva.

Fedea publica dos informes que completan el trabajo de investigación del primer año del programa New Skills at Work de JP Morgan.

El primero de los dos informes presentados hoy – El legado de la crisis: El mercado de trabajo español y las secuelas de la Gran Recesión – evalúa las perspectivas de empleo de los parados en España y ofrece un análisis en profundidad de los riesgos asociados a los actuales niveles del desempleo de larga duración. El segundo informe – El aprendizaje permanente en España: retos para el futuro – analiza la participación en el aprendizaje de los adultos y ofrece recomendaciones sobre cómo mejorar la calidad y el acceso a la formación continua en España.

Conclusiones

Las principales conclusiones de los dos informes se pueden resumir de la siguiente manera:

  • El desempleo de larga duración es mucho más generalizado y arraigado en España que en el resto de los países de la OCDE. Esta situación ha generado un severo deterioro de las perspectivas de empleo de los afectados; el deterioro es especialmente grave en el caso de los desempleados de muy larga duración (con episodios de desempleo de más de 2 años) que representan casi el 10% de la población activa.
  • Estamos ante una recuperación a dos velocidades. A la vez que se observan claros signos de recuperación en las tasas de salida al empleo para los desempleados de corta duración, no vemos una mejora comparable en las perspectivas de los desempleados de larga duración. Las probabilidades de encontrar un empleo de los grupos más vulnerables siguen en los niveles más bajos desde el comienzo de la crisis, creando un considerable riesgo de exclusión social y económica.
  • El carácter generalizado del desempleo de larga duración es un reflejo de la escasez de demanda de trabajo en los últimos años. Sin embargo, nuestro análisis también pone en evidencia obstáculos por el lado de la oferta de trabajo. Los colectivos más vulnerables, como los trabajadores de bajo nivel educativo, los trabajadores provenientes del sector de la construcción y los trabajadores mayores de 50, están fuertemente sobrerrepresentados entre los desempleados de muy larga duración. La reinserción de estos colectivos en el empleo requiere asistencia intensiva y personalizada por parte de las instituciones en forma de orientación profesional, ayuda en la búsqueda de empleo y formación.
  • En los últimos años se han introducido mejoras en el diseño de las políticas activas de empleo. El último plan de ayudas para parados de larga duración tiene una orientación adecuada, pero hacen falta más reformas. Un elemento clave es la modernización de los servicios públicos de empleo y el fortalecimiento de su colaboración con las agencias de colocación privadas y organizaciones del tercer sector.
  • La inspección de los datos revela una caída en la tasa de participación de los parados en la formación y la educación no reglada durante la crisis. El segundo informe vincula esta caída a la fuerte reducción de los fondos públicos asignados a los programas de formación de parados. Además, la participación en el aprendizaje de adultos en España es baja en comparación con otros países. Una de las principales prioridades es lograr un aumento en las tasas de participación por parte de los trabajadores menos cualificados, a través del diseño de programas de segunda oportunidad flexibles que permitan compaginar la formación con el trabajo.
  • Además, en futuras reformas se debe mejorar la transparencia del sistema de formación para el empleo y aumentar la proporción de los fondos que se transfieren directamente a los participantes en lugar de a los proveedores. De esta manera los participantes pueden elegir entre las diferentes opciones de formación.

Ignacio de la Colina, Senior Country Officer de JP Morgan para España y Portugal remarca: “Como empresa estamos comprometidos a fortalecer las comunidades y las economías locales en las que trabajamos. El programa New Skills at Work tiene como objetivo apoyar la recuperación económica y promover la investigación así como el desarrollo de herramientas de análisis que permiten un mejor ajuste del mercado de trabajo español a futuras demandas de un crecimiento económico sólido. Estamos satisfechos con los resultados obtenidos hasta ahora y esperamos que el impacto sea aún mayor en el futuro”. El director de Fedea Ángel de la Fuente añade lo siguiente: “El programa New Skills at Work aborda temas que forman parte de nuestras prioridades principales. Esperamos que las próximas investigaciones dentro de este programa contribuyan a mejorar aún más el diseño de las políticas activas de empleo en España mediante la identificación de las medidas más eficaces para re-emplear a parados con diferentes características”.

Sobre New Skills At Work

El programa de JPMorgan Chase New Skills At Work representa un compromiso global de 250 millones de dólares con una duración de cinco años, cuyo objetivo es identificar estrategias y soluciones que ayuden a mejorar la infraestructura del mercado de trabajo y el desarrollo de mano de obra experta a nivel mundial. La iniciativa aspira a reunir a los principales responsables políticos, académicos, empresarios, educadores, centros de formación y organizaciones sin ánimo de lucro con el objetivo de conectar el diseño de las políticas laborales con la práctica, oferta con demanda y empresas con trabajadores – todo ello para consolidar la economía mundial y crear oportunidades económicas para las personas. En España, la investigación de New Skills At Work la llevó a cabo Fedea. Además de la investigación, el programa también ofrece apoyo directo a programas que prestan ayudan a desempleados de larga duración y jóvenes en riesgo de exclusión social con el objetivo de fomentar su inserción en el mercado laboral y el acceso a oportunidades de empleo de calidad. En la actualidad, la Fundación apoya programas de orientación profesional, formación, emprendimiento, y programas en empresas que mejoran directamente las oportunidades económicas de más de 11.000 jóvenes en toda España.

Contactos de Prensa

Leticia Moreno
lmoreno@fedea.es
+34 91 435 90 20

José Herrero
jose.herrero@porternovelli.es
+34 91 204 42 17

Gonzalo Lamas
gonzalo.lamas@porternovelli.es
+34 91 702 73 98

Categorías