Observatorio Laboral

Los resultados de la Encuesta de Población Activa de este cuarto trimestre arrojan un incremento en el número de ocupados de 45.500 personas y un descenso en el número de parados de 71.300. Sin duda, este año 2015 muestra un balance claramente favorable en cuanto al número de empleos recuperados tras la crisis (más de 500.000) , y en consecuencia en un descenso en el número de parados de casi 700.000 personas.

La explotación regional de los datos permite destacar los siguientes elementos:

En términos de tasas de ocupación, se observan claramente dos bloques regionales muy diferenciados: Las regiones del Noreste junto a Madrid, tienen en la actualidad a más del 50% de sus ciudadanos mayores de 16 años ocupados. Madrid, con el 54%, seguido de Baleares, con el 53%, lideran esta tasa de ocupación. En el otro extremo se sitúan las regiones de la franja Oeste, que junto a Andalucía, Castilla-La Mancha, Canarias y Extremadura no superan el 45% de ocupación entre su población adulta.

Las tasas de desempleo disminuyen en todas las comunidades, pero las diferencias territoriales son muy notables. El País Vasco destaca como la región con menor tasa de paro – ha conseguido bajar del 13%, mientras que Andalucía es la región con la mayor tasa de paro, alcanzando el 30%. Esta última, sin embargo, ha conseguido disminuir su tasa de paro en 4 puntos porcentuales en el último año.

Ocupados

En 2015, el colectivo para el cual la ocupación ha aumentado con mayor intensidad es el de mayores de 44 años. Del alrededor de medio millón de nuevos empleos creados en este año, más de 400.000 corresponden a personas mayores de 44 años, 70.000 a personas en edades comprendidas entre 25 y 44 años y sólo 42.000 nuevos empleos han sido para jóvenes menores de 25 años.

La recuperación de empleo en el sector industrial es todavía una asignatura pendiente en la mayoría de las regiones españolas. Aunque existe gran disparidad en la incidencia de la industria entre las diferentes regiones, en 2015 no se observa en general un impulso en el empleo de este sector en prácticamente ninguna región.

La mayor parte del empleo creado en 2015 es de naturaleza temporal. El número de asalariados con contrato temporal ha aumentado en 2015 en unos 335.000, mientras que el aumento de asalariados con contrato indefinido asciende a la mitad. Por otra parte, España muestra una dicotomía norte-sur en cuanto a temporalidad del empleo, siendo las regiones del sur quienes lideran las tasas de temporalidad.

Parados

El número de parados de larga duración ha descendido en prácticamente medio millón de personas en 2015, lo cual es una excelente noticia, no sólo por el descenso en sí, sino sobre todo porque muchos de ellos han sido reabsorbidos por el mercado laboral. Este dato está muy relacionado con el repunte de empleo entre los mayores de 44 años, muchos de ellos parados de larga duración.

En clave regional, la incidencia del desempleo de larga duración sube en Galicia, Extremadura, Navarra y Aragón, aunque es preciso destacar que en Aragón, su incidencia es mucho más baja que la media, ya que pasa del 55% al 57%, cuando la media se sitúa en el 62%. En el resto de las regiones, la incidencia del desempleo de larga duración disminuye, y en este capítulo, destacan Cantabria y Baleares, regiones que experimentan un descenso en la incidencia del paro de larga duración de 8 puntos porcentuales.

Creación y Destrucción de Empleo: Una perspectiva Sectorial

El sector Servicios sector ha destruido empleo neto en este trimestre del año, al igual que, aunque con menor intensidad en parte por la escasez demográfica, en el mismo trimestre del año pasado.

El sector industrial ofrece a finales del 2015 una situación prácticamente plana en cuanto a creación neta de empleo aunque menos desfavorable a la observada hace exactamente un año.

El sector de la Construcción sigue destruyendo empleo, aunque en intensidad estruye menos empleo neto que en el mismo trimestre del año pasado.

El sector de la agricultura experimenta en este trimestre un incremento neto del empleo formidable. En este cuarto trimestre se han creado más de 45.000 empleos netos en este sector, aunque se constata que el cuarto trimestre de cada año es claramente favorable a la creación neta de empleo en este sector.

Sobre el Observatorio Laboral de Fedea

En este Observatorio Laboral, se explotan las dimensiones regional y sectorial de los cambios producidos en el empleo en cada trimestre. Se comparan los cambios producidos en este trimestre con los observados en el mismo trimestre de 2007, momento previo a la entrada de la recesión, así como en el mismo trimestre del año pasado.

Además del análisis nacional, Fedea ha elaborado tres documentos de análisis regionales para las Comunidades de Andalucía, Madrid y el País Vasco.

Buscar

Categorías