Educación

La introducción de un sistema de préstamos universitarios similar al británico tendría efectos progresivos y permitiría mejorar la financiación de nuestras universidades y desligarla del ciclo económico.

Fedea publica hoy un estudio de Antonio Cabrales, Maia Güell, Rocío Madera y Analía Viola en el que se analiza la viabilidad de implantar en España un sistema de préstamos universitarios contingentes a la renta, así como algunos de los posibles efectos de su implantación.

Descargar documento

Este tipo de sistema se utiliza en la actualidad en el Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda. Básicamente se trata de fijar matrículas que cubran el coste real de los estudios universitarios y de ofrecer a los estudiantes la posibilidad de obtener préstamos para financiar sus estudios, incluyendo posiblemente parte de su manutención. Una vez concluidos sus estudios, los beneficiarios han de dedicar un porcentaje determinado de sus ingresos por encima de un umbral mínimo de renta a devolver sus préstamos, hasta amortizarlos totalmente o alcanzar un número máximo de años de pago. De esta forma, el préstamo incluye elementos importantes de seguro para aquellos que no alcancen niveles suficientemente elevados de renta, pero permite también que los que pueden hacerlo terminen pagando el coste total de sus estudios.

Para estudiar la viabilidad del sistema y sus posibles efectos, los autores estiman en primer lugar un modelo estadístico de la evolución del empleo y las rentas de los universitarios españoles utilizando datos reales de la Muestra Continua de Vidas Laborales. Seguidamente, el modelo se utiliza para simular el comportamiento del sistema de préstamos bajo distintos supuestos sobre sus parámetros, incluyendo el tipo de interés, el importe máximo que se puede tomar prestado, el umbral mínimo de renta por debajo del cual no se exige devolución, el porcentaje de renta por encima del umbral que se paga cada año y el número máximo de años de pago.

Los resultados del estudio indican que el sistema sería viable en España a pesar del mal funcionamiento de nuestro mercado laboral y que su introducción permitiría aumentar de manera importante la progresividad de nuestro modelo de financiación universitaria, así como aumentar tal financiación y desligarla del ciclo económico. Con todas las configuraciones de parámetros analizadas en el estudio, la reforma propuesta tiene efectos altamente progresivos pues concentra el grueso de los pagos en aquellos que se encuentran en el cuartil superior de renta, eximiendo prácticamente por completo de cualquier coste a los que están en la decila inferior de renta dentro de la población universitaria. Por otra parte, el sistema también traslada a los beneficiarios directos de la educación universitaria una parte importante de los costes relevantes, reduciendo el tipo medio de subvención, que ahora es de un 80%, entre algo menos de 20 y algo más de 50 puntos. De esta forma se liberaría una cantidad importante de recursos públicos que podría destinarse a otros usos, incluyendo la mejora de la calidad de nuestras universidades.

Documento

Cabrales, A., M. Güell, R. Madera y A. Viola (2018). “Income contingent university loans: policy design and an application to Spain.” FEDEA Policy Papers no. 2018/06, Madrid.

Contacto

Leticia Moreno
lmoreno@fedea.es
914359020