Empleo

Los altos niveles de paro de larga duración que sufre la economía española hacen cada vez más necesaria la inversión en políticas activas de empleo para hacer frente al desajuste entre las capacidades y competencias de la mano de obra desempleada y las necesidades y demandas de la economía productiva. Estas políticas son necesarias para mejorar las perspectivas de muchos parados porque una estancia prolongada en el desempleo puede deteriorar no solo sus competencias sino también su motivación y actitudes en la búsqueda de un nuevo empleo. Sin embargo, resulta imprescindible evaluar previamente en qué partidas es más eficiente focalizar dicha inversión. Por ello, necesitamos conocer qué programas son más eficaces en términos de sus efectos sobre el desempeño de los parados en el mercado de trabajo.

Descargar Documento

Fedea publica hoy un estudio de José Ignacio García Pérez (Universidad Pablo de Olavide) en el que se comienza a abordar esta tarea. Utilizando una muestra de más de 250.000 desempleados inscritos en los Servicios Públicos de Empleo entre junio de 2011 y junio de 2015, el trabajo analiza el impacto sobre la empleabilidad de los demandantes de trabajo de cuatro servicios ofrecidos por las oficinas públicas de empleo en España: los de orientación sobre Técnicas de Búsqueda de Empleo, Orientación Profesional, Itinerario Personalizado y Tutoría Individual.

Los resultados del análisis indican que son los servicios de Técnicas de Búsqueda de Empleo y los de Orientación Profesional los que más ayudan a estos desempleados a encontrar trabajo. Cuando distinguimos entre parados de corta y larga duración, encontramos que son estos últimos los que parecen beneficiarse con mayor intensidad de cualquiera de los servicios analizados, siendo el impacto estimado mayor en el periodo 2013-2015 que en 2011-2013. Concretamente, la tasa trimestral de salida del desempleo aumenta en torno a un 25% o lo que es lo mismo en más de 2 puntos porcentuales (del 8.6% al 10.7%) después de recibir el servicio de Técnicas de Búsqueda de Empleo para los parados de larga duración en el periodo 2013-2015. Para los que reciben el servicio de Orientación Profesional Este aumento es del 24% o de nuevo de dos puntos porcentuales (del 8.6% al 10.6%). En el período 2011-2013, los efectos estimados sobre las tasas trimestrales de salida del desempleo de los parados de larga duración fueron mucho menores, situándose entre 0,5 y 0,6 puntos porcentuales.

Documento

García Pérez, J. I. (2017). “Una primera evaluación del impacto sobre la salida del desempleo de las políticas activas ofrecidas por los servicios públicos de empleo en España.” FEDEA, Policy Papers no. 2017-07, Madrid.

Buscar

Categorías