Hacienda Pública y Distribución de la Renta

El próximo día 21 de noviembre se celebrará en Fedea un workshop sobre los retos de la fiscalidad en la era digital.

La jornada se abrirá con la presentación de un informe sobre algunos de los retos fiscales que plantean las nuevas tecnologías elaborado por Julio López Laborda (U. de Zaragoza y Fedea) y Jorge Onrubia (UCM y Fedea). A continuación contaremos con intervenciones de académicos y fiscalistas que abordarán otros aspectos del problema.

Los retos de la fiscalidad en la era digital

La digitalización, entendida como fenómeno de transformación tecnológica en sentido amplio, junto con la globalización de la actividad económica, están planteando todo tipo de retos a los sistemas fiscales nacionales. La aparición de nuevos modelos de negocio, con una presencia intensiva de activos intangibles, y la generalización de transacciones telemáticas dificultan seriamente la aplicación de los principios de tributación y las reglas de coordinación internacional que vienen rigiendo la fiscalidad desde hace prácticamente un siglo. 

En este contexto, por un lado, abundan los hechos imponibles, tanto en la imposición directa como en la indirecta, que no tributan, o que lo hacen insuficientemente, en muchos casos como resultado de estrategias de planificación fiscal agresiva. Por otro, es cada vez más habitual que no exista una alineación entre las jurisdicciones donde se generan las rentas o se realizan los consumos y aquellas en la que se pagan los impuestos. Las actividades realizadas bajo la denominada economía colaborativa, combinadas con la tecnología digital y su implantación en muchos casos global, constituyen un buen ejemplo de esa complejidad y las dificultades para obtener la recaudación que correspondería al valor generado. Finalmente, y como consecuencia de todo lo anterior, muchos países se enfrentan a serios problemas para obtener los niveles de recaudación tributaria que precisan para financiar las demandas de bienes y servicios públicos formuladas por sus ciudadanos.

Ante esta situación, los países tratan de reaccionar de forma coordinada o, en última instancia, unilateralmente. Por un lado, instituciones internacionales como la OCDE han puesto en marcha iniciativas dirigidas a introducir cambios de calado en el marco de la fiscalidad internacional, desarrollando propuestas detalladas como las contenidas en su Inclusive Framework on Base Erosion and Profit Shifting (BEPS). Alternativas como el establecimiento permanente digital, la sustitución del tradicional principio arm’s length -usado en la distribución de beneficios entre empresas vinculadas a través de precios de transferencia- por reglas de reparto basadas en la localización de los usuarios, además de la fijación de niveles de imposición mínima en las jurisdicciones, parecen abrirse camino como soluciones a los problemas planteados. En el terreno de la imposición sobre el consumo, el crecimiento imparable del comercio electrónico ha movido a los Estados a modificar las reglas de sujeción de las transacciones gravables y su distribución entre jurisdicciones. 

Frente a las dificultades para alcanzar acuerdos multilaterales de aplicación global, los países han comenzado a aplicar medidas unilaterales que les permitan obtener ingresos tributarios adicionales, si bien, en muchos casos, se trata de medidas impositivas basadas en manifestaciones indirectas de la capacidad de pago, que renuncian a una medición más o menos precisa a la renta. De hecho, la adopción de algunas de estas medidas -como sucede con los denominados impuestos sobre servicios digitales o sobre las transacciones financieras- ha abierto un debate sobre la naturaleza de estos gravámenes y sus efectos económicos, considerando su encaje con el resto de figuras que integran los sistemas impositivos.

En el Workshop organizado por Fedea sobre “Los Retos de la Fiscalidad en la Era Digital” nos proponemos contribuir al debate abierto sobre estas cuestiones, haciendo una revisión actualizada de los principales problemas identificados, así como una presentación valorativa de las alternativas que se barajan, en cada caso, para responder a los mismos. Se trata, sin duda, de una de las agendas de reforma más acuciantes para los países y en la que las soluciones adoptadas, para que sean eficaces, no parece que deban adoptarse de forma estrictamente individual, dado el origen global de los retos planteados.

Programa

10.15h. – 10.30h. Presentación y objetivos. 

Bienvenida y presentación: Ángel de la Fuente, Director de FEDEA

10.30h.-11.00h. Retos a los que se enfrenta la fiscalidad de la economía digital: un panorama

Julio López Laborda (Universidad de Zaragoza) y Jorge Onrubia (Universidad Complutense de Madrid), Coordinadores del Área de Hacienda Pública de FEDEA

11.00h.-11.30h. La imposición indirecta ante la digitalización 
David López Pombo (Uría Menéndez)

11.30h.-11.45h. Descanso. Café.

11.45h.-12.15h. Imposición sobre los servicios digitales
Jordi Esteve Bargués (PwC) 

12.15h.- 12.45h. BICCIS y otras alternativas de armonización internacional
Eduardo Sanz Gadea (Economista, Inspector de Hacienda del Estado jubilado)

12.45h.- 13.45h. Imposición sobre las transacciones financieras
Carlos Contreras Gómez (Universidad Complutense de Madrid) 

13:45h.- 14:00h. Debate general

14:00h. – 15:30h. Lunch 

15.30h.- 16.00h. Fiscalidad de la economía colaborativa
Manuel Lucas Durán (Universidad de Alcalá) 

16.00h.- 16.30h. Debate general y clausura

Asistencia

Aforo limitado. Si está interesado en asistir confirme por favor asistencia a Carmen Arias, carias@fedea.es o en el teléfono 91 435 90 20.

Buscar

Categorías