Pensiones

Productividad y pensiones

La productividad es uno de los factores clave para la sostenibilidad y suficiencia de los sistemas públicos de pensiones.

Su estancamiento durante las últimas décadas es la causa más importante del deterioro de las cuentas de nuestro sistema público de pensiones, por delante del envejecimiento de la población.

Fedea publica hoy un trabajo de Angel de la Fuente en el que se analiza la relación entre la productividad y el sistema público de pensiones. El trabajo ha sido preparado para un libro electrónico sobre las Pensiones del Futuro, publicado por el Instituto Santa Lucía.

El autor argumenta que la productividad es uno de los factores clave para la sostenibilidad y suficiencia de los sistemas públicos de pensiones. En un sistema contributivo y de reparto como el español, la pensión viene a ser una media de los salarios percibidos por el trabajador durante buena parte de su carrera laboral y los ingresos del sistema de pensiones en cada momento dependen de la masa salarial agregada. Puesto que en una economía de mercado los salarios reflejan la productividad del trabajo, al menos a medio y largo plazo, este último factor se convierte en un determinante crucial del nivel sostenible de generosidad del sistema de pensiones y de su salud financiera.

Una mayor productividad se traduce directamente en una pensión más generosa a nivel individual y hace posible pagar tales pensiones a nivel agregado. Algo menos obvio pero también muy importante es el papel del crecimiento de la productividad. Cuánto mayor sea este, más generosas podrán ser las pensiones en relación a lo cotizado, o mejor será la situación financiera del sistema dado su nivel de generosidad. La razón es que los ingresos del sistema de pensiones dependen del salario medio actual, mientras que sus gastos son una función del salario medio durante las últimas décadas y el ratio entre estas dos variables depende de la tasa de crecimiento de la productividad. Cuanto más rápido crezca ésta, y con ella los salarios reales, menor será la fracción de las rentas salariales actuales que se necesita para pagar las pensiones.

Finalmente, el trabajo cuantifica el efecto de la evolución de la productividad sobre el progresivo deterioro de la salud financiera de nuestro sistema público de pensiones durante las últimas décadas. Sorprendentemente, la fuerte desaceleración del crecimiento de la productividad y por tanto de los salarios reales que se observa desde 1990 resulta ser el factor que más ha contribuido a este deterioro, por delante del rápido envejecimiento de la población española.

Más información

de la Fuente, A. (2019). Productividad y pensiones. FEDEA, Estudios sobre la Economía Española no. 2019-43, Madrid.

Herce, J. A., coordinador (2019). Pensiones del futuro. Instituto Santa Lucía, Madrid. 

Contacto

Leticia Moreno
lmoreno@fedea.es
914359020

Buscar

Categorías