Educación

FEDEA publica hoy un artículo de Lucas Gortazar (Banco Mundial) en el que se analiza la contribución del sistema educativo español a la igualdad de oportunidades entre estudiantes procedentes de distintos estratos socioeconómicos.

Decargar documento

Una técnica habitual para medir la contribución de los sistemas educativos a la equidad consiste en analizar la relación estadística existente entre el nivel de renta o algún otro indicador más amplio de la condición socioeconómica de los estudiantes con su desempeño educativo. Si los estudiantes procedentes de los distintos estratos socioeconómicos presentan en promedio resultados educativos similares, se puede concluir que el sistema educativo neutraliza los efectos del origen familiar, contribuyendo así a la igualdad de oportunidades en la sociedad o, por abreviar, a la equidad. Esta técnica ha sido aplicada en numerosos estudios con datos de distintos países, períodos, niveles educativos e indicadores de desempeño y ha sido adoptada por la propia OCDE para evaluar el desempeño en este ámbito de sus países socios.

El presente estudio se centra en la evidencia existente para España trabajando con tres indicadores muy diferentes de desempeño: los resultados en las pruebas estandarizadas de PISA, la repetición de curso y el abandono temprano del sistema escolar. El primer indicador (resultados de PISA) se basa en una evaluación externa y en principio objetiva de ciertas competencias básicas que los estudiantes han adquirido al final de la etapa obligatoria, aunque se trata también de una prueba sin consecuencias significativas para los estudiantes, que podrían por tanto no tomársela demasiado en serio. El segundo indicador (repetición de curso) refleja la valoración interna, basada en múltiples factores y sujeta al criterio de los profesores y claustros, sobre el progreso de sus estudiantes y su dominio del currículo. El tercero refleja tanto la valoración interna del sistema como la motivación y capacidad de los estudiantes para continuar sus estudios.

El autor llama la atención sobre la sorprendente discrepancia que se observa en España entre los resultados obtenidos con distintos indicadores de desempeño. En comparación con otros países, la condición socioeconómica de los estudiantes españoles no parece tener un impacto demasiado elevado sobre sus resultados en PISA, pero sí lo tiene sobre sus tasas de repetición y abandono temprano, que son muy elevadas, y que, además, son mucho mayores entre los estratos de menor nivel socio-económico. El resultado es potencialmente preocupante porque podría apuntar hacia disfunciones importantes en nuestro sistema educativo, incluyendo un sesgo sistemático en contra del alumnado socialmente desfavorecido. Si PISA mide correctamente las competencias esenciales, el sistema estaría forzando a una fracción importante de nuestros estudiantes a repetir curso, o incluso a abandonar sus estudios prematuramente, a pesar de haber adquirido tales competencias – y lo haría con mayor intensidad en los estratos de menor nivel socioeconómico, contribuyendo así a perpetuar la desigualdad. De confirmarse este diagnóstico, concluye el autor, sería necesaria una revisión en profundidad de, entre otras cosas, el diseño del currículo escolar y de los sistemas de evaluación de nuestros centros.

Documento completo

Gortazar, L. (2019). “¿Favorece el sistema educativo español la igualdad de oportunidades?” FEDEA, Estudios sobre la Economía Española no. 2019-17, Madrid.

Más información

Leticia Moreno | lmoreno@fedea.es | +34 914 359 020

Buscar

Categorías