Empresa y Organización Industrial

El tercer informe del GTMC analiza la política de apoyo a las empresas durante la crisis actual y avanza algunas propuestas para extender estas medidas pensando también en el medio y largo plazo. Entre las recomendaciones destacan las de ampliar el actual programa de avales públicos y buscar fórmulas que eviten la liquidación de empresas económicamente viables.

Descargar documento

Fedea publica hoy el informe de la Comisión de Ayudas a Empresas del Grupo de Trabajo Mixto Covid-19 (GTMC), coordinada por Santiago Carbó (Cunef y Funcas). El documento analiza las principales medidas que el Gobierno español ha tomado hasta el momento para intentar proteger el tejido productivo durante la pandemia, mitigando los problemas de liquidez y solvencia de empresas y autónomos, y avanza algunas propuestas para mejorar y extender estas medidas y para introducir otras nuevas con el mismo objetivo y pensando también en como reforzar la capacidad financiera de nuestro tejido empresarial a medio y largo plazo.

Los autores observan que España ocupa una posición modesta dentro de los países de nuestro entorno en términos del volumen de recursos que está dedicando durante la actual crisis a apoyar a las empresas, incluyendo tanto ayudas directas como garantías para préstamos y otras medidas de liquidez, lo que atribuyen al limitado margen de maniobra fiscal con el que contaba nuestro país al inicio de la crisis. En su opinión, el volumen de ayudas aprobado hasta el momento podría ser insuficiente para cubrir las posibles demandas de financiación.

Entre las recomendaciones que realiza el informe cabría quizás destacar las siguientes:

a) Flexibilizar el programa de avales públicos, ampliando tanto su cuantía como su plazo de disponibilidad.

b) Garantizar que las administraciones públicas cumplen los plazos de pago establecidos legalmente para evitar aumentar los problemas de liquidez del sector privado.

c) Buscar fórmulas que eviten que empresas económicamente viables sean liquidadas, facilitando la reestructuración de su deuda o su conversión en capital mediante préstamos participativos públicos de carácter temporal. Para facilitar las reestructuraciones, podrían limitarse los privilegios de las administraciones públicas y contemplarse quitas en la deuda con las mismas.

d) Para reforzar la capitalización de las Pymes y aumentar su tamaño, convendría promover el desarrollo de los mercados de renta fija y variable y facilitar el acceso de estas empresas a los mismos, así como la titulización de su deuda.

Documento completo

Carbó, S. (coordinador) y otros (2020). “Por la Recuperación Financiera de las Empresas tras el COVID-19.” FEDEA Policy Papers no. 2020-09, Madrid.   

Buscar

Categorías