Economía Digital y Energía

Las medidas de distanciamiento social de la población por el Covid-19 han puesto de manifiesto el papel central que juega la conectividad desde los hogares, al permitir el desplazamiento a estas de tareas tradicionalmente realizadas desde los centros de trabajo. Al mismo tiempo, la digitalización de los procesos productivos, que es amplia aunque desigual, exige infraestructuras físicas y procesos productivos adaptados a ese entorno. Por tanto, junto a las llamadas inversiones verdes, las inversiones en digitalización están llamadas a recibir atención prioritaria en el futuro fondo de recuperación y transformación europeo. Fedea publica hoy una nota de Diego Rodríguez (UCM y FEDEA) en la que se abordan ambas cuestiones.

Descargar documento

En primer lugar, se ofrece información actualizada sobre el uso del teletrabajo previo a la pandemia y sobre su uso potencial en España. Para lo primero se utiliza la información estadística ya disponible, mientras que el uso potencial se evalúa mediante un indicador de la facilidad para teletrabajar construido a partir de la estructura del empleo por ocupaciones y de la facilidad con la que estas se prestan al trabajo a distancia. Los resultados se resumen en el Gráfico 3.

Gráfico 3. Potencial para teletrabajar por Comunidades Autónomas

Este análisis permite poner en relación, de modo muy tentativo, el uso potencial del teletrabajo en las distintas Comunidades Autónomas con la incidencia de la pandemia en términos de personas infectadas y con su impacto laboral. Con la información actualmente disponible, no se aprecia una asociación evidente entre ninguna de estas variables por un lado y el potencial para teletrabajar por el otro, lo que no resulta sorprendente dadas las limitaciones de la información actualmente disponible. Un análisis más cuidadoso exigiría un desglose estadístico más detallado que el actualmente disponible así como una medición más precisa de la intensidad  del desplazamiento real de actividades laborales hacia los hogares. 

En cualquier caso, y dado que una condición necesaria para la realización con garantías de tareas laborales desde los hogares es la adecuada conectividad de estos, se ofrece también información actualizada sobre sobre la cobertura de las redes de telecomunicaciones fijas y móviles de alta calidad a nivel de municipios y entidades singulares de población. Como se aprecia en el Gráfico 7, aunque los resultados globales de despliegue de redes de alta capacidad en España son muy buenos para el conjunto del país, aún existe un número significativo de pequeños núcleos de población con claras limitaciones para el acceso a esas redes. 

Gráfico 7. Cobertura de redes de banda ancha ultrarápida (porcentaje de hogares) – Fuente: Comisión Europea: DESI Report 2019 – Connectivity

En segundo lugar, y partiendo de la evidencia descrita con anterioridad, este trabajo ofrece una valoración sobre posibles usos en España, en el ámbito de la digitalización, de un posible fondo de recuperación europeo, cuyo diseño está actualmente en discusión. Tras describir cómo se inscribiría ese fondo en el conjunto de actuaciones que se están llevando a cabo desde las instituciones europeas, se valoran algunos planes ya existentes en España para el impulso de la digitalización. Se concluye que no es necesario crear nuevos planes, sino potenciar algunos de los (muchos) ya existentes, dotándoles de financiación adicional. 

Documento completo

Rodríguez, D. (2020). “Teletrabajo, acceso a Internet y apoyo a la digitalización en el contexto del Covid-19.” FEDEA, Colección Apuntes no. 2020-08, Madrid

Buscar

Categorías